Durante los últimos años los videojuegos han experimentado una evolución impresionante, no solo a nivel de Software, mejorando los gráficos, sonido y jugabilidad, sino también a nivel de Hardware, creando diferentes dispositivos externos que nos permiten disfrutar de los videojuegos de una forma inmersiva y diferente.

La Realidad Virtual, es un ejemplo, consigue cada vez más adeptos y muchas empresas deciden trabajar en este sistema, para seguir avanzando, no obstante, como bien sabemos esta industria nunca para.

Destacan iniciativas patrias, que pretenden ser una auténtica revolución, como la Chaqueta Háptica de la empresa Malagueña Owo Game. Se trata de una chaqueta con la que los jugadores podrán sentir en su propio cuerpo una serie de sensaciones propias de los videojuegos, que pretenden cambiar la forma de jugar.

Se trata de un producto revolucionario que al no requerir cables que aten al jugador, ofrece una experiencia todavía más inmersiva dando más sensación de libertad y naturalidad en la experiencia. Según palabras del CEO y fundador de Owo Game, José Fuertes, la chaqueta háptica, busca ser una segunda piel que permite sentir más de 30 sensaciones diferentes al instante mientras disfrutas de tus videojuegos favoritos. El periférico integra electrodos y sensores que actúan directamente sobre los músculos del usuario que la viste, logrando que la persona perciba todo tipo de experiencias.

La chaqueta háptica, busca ser una segunda piel que permite sentir más de 30 sensaciones diferentes al instante mientras disfrutas de tus videojuegos favoritos

Su funcionamiento está diseñado para ser compatible con la Realidad Virtual de PC, móviles y consolas, por lo que cualquier juego, en cualquier plataforma puede integrar la funcionalidad necesaria para ofrecer todo tipo de sensaciones físicas en el torso.

El objetivo que busca este Hardware, es crear sensaciones suaves como el viento, pero también otras más inquietantes, como insectos o arañas moviéndose sobre nosotros. También puede generar la sensación de que alguien agarra al usuario o incluso el peso de una caja que se levanta. Sin duda, ofrece un sinfín de posibilidades.

No obstante, no solo ofrece nuevas sensaciones al usuario y nuevas formas de jugar, sino que este tipo de productos son una gran herramienta para las personas que sufren diversidad funcional, puedan entrar en el mundo de los videojuegos.

Desde Owo Game tienen claro las oportunidades que ofrece este periférico para el colectivo, según José Fuertes, des del inicio del proyecto trabajan con la Fundación ONCE, no solo para poder crear un producto que permita disfrutar de los videojuegos a muchas personas que hasta ahora no podían, sino también, para crear un sistema que permita guiar a personas por la ciudad vía GPS, sin necesidad de ver una pantalla o escuchar un sonido, en general, la tecnología 5G nos ofrece muchas alternativas para conectar la Chaqueta Háptica a la red y permitir que cualquier persona pueda sentir una ciudad, sin necesidad de sufrir algún tipo de peligro.

Sin duda, cada vez más, la industria de los videojuegos sigue avanzando a pasos agigantados, no solo para cambiar la forma de jugar, sino también para promover la accesibilidad, para que los videojuegos, como elemento de transmisión cultural, puedan llegar a todas las personas posibles, indiferentemente de su condición.

Con este objetivo, desde The Good Gamer colaboramos con la Fundación ONCE para unir los esfuerzos de la industria en el campo de la diversidad. Con el propósito de de alcanzar la plena inclusión y evitar que las barreras culturales sigan dejando de lado a las personas que tienen algún tipo de discapacidad.

SUBIR