En un mundo cada vez más inclusivo, parece que los desarrolladores de videojuegos empiezan a incluir opciones de accesibilidad en sus productos para que todo el mundo pueda adaptarlo a sus necesidades o preferencias. Que en general, se pueda disfrutar de este medio en su plenitud debería de ser la norma. Pero es complicado: Son muchos frentes que abarcar y diversas necesidades a tener en cuenta.

Una de las mejores cosas de jugar a videojuegos es que nos permite hacer cosas increíbles. Hacer lo impensable desde nuestro hogar y conectarnos con todo el mundo. Ahora imagínate que realmente estamos TODOS. ¿No sería el mundo un poquito mejor?

SUBIR