Metaversos, un nuevo paradigma en entornos laborales

La evolución de las TIC ha dinamizado en los últimos 20 años la forma en la que nos comunicamos, vivimos y, por supuesto, trabajamos. Actores de esta evolución como Virtway Events, desarrollan su propia tecnología para crear mundos 3D compatibles con realidad virtual. Una herramienta que permite crear reuniones, ferias o eventos en remoto con el máximo realismo, facilitando que haya hasta 500 personas al mismo tiempo, actuando de forma simultánea.

De ello nos habla José Antonio Tejedor, CEO de Virtway SL, una empresa que cumple dos décadas en este 2020 y que siempre ha apostado por la tecnología para desarrollar soluciones innovadoras en entornos laborales. Desde la gestión de recursos humanos hasta la formación, pasando por el e-commerce o el puro entretenimiento. Todo ello desde una perspectiva social, adaptable a dispositivos móviles y fácil de uso, que dotan de nuevas armas a las empresas para ser más funcionales.

“Las actividades diarias y reuniones corporativas de una empresa eran aburridas y con bajos índices de participación”

José Antonio Tejedor, CEO de Virtway SL

Para este ingeniero de profesión que comenzó a programar con 12 años, vendió su primer software a los 16  y se pagó la carrera como cracker, Virtway Events sigue siendo “un proyecto joven, novedoso y adaptado a las necesidades de hoy en día”. En esa nueva dinámica, factores como la realidad virtual, los mundos 3D y la gamificación forman parte del abanico de posibilidades de la empresa, que en 2014 marcó un punto de inflexión, convirtiéndose en una startup con modelo escalable creando una tecnología única de mundos virtuales 3D/VR.

“Apostamos por una tecnología que suponía una solución por su alto grado de interacción y de aceptación entre los usuarios”

José Antonio Tejedor

A ese mundo llegaron al darse cuenta de que “las actividades diarias y reuniones corporativas de una empresa eran aburridas y con bajos índices de participación”, por lo que aprovecharon el hueco del mercado y apostaron por una “tecnología que suponía una solución por su alto grado de interacción y de aceptación entre los usuarios”. Una doble ventaja que se abría también para el propio cliente, que conseguía “ahorrar al evitar desplazamientos y aumentando la productividad”  y que, al mismo tiempo, “estrechaba las relaciones interpersonales al realizar encuentros 3D”. Factores diferenciales que muestran un compromiso con el medio ambiente, ya que estas reuniones ‘a distancia’ permiten a las empresas alcanzar retos ecológicos y de sostenibilidad.

La prueba está en los casos de éxito de Virtway, que en este tiempo han dado soporte a 95 empresas, creando 650 eventos o reuniones, en las que han participado casi 20.000 personas. Desde industrias farmacéuticas a entidades educativas, pasando por laboratorios o consultoras.

Metaversos, mundos abiertos en varias dimensiones

En este despliegue, una de las tecnologías más sorprendentes de Virtway, que les hace disruptivos, es que la comunicación entre los avatares es en 3D, permitiendo que “los usuarios se escuchen unos a otros cuando están cerca o cuando se alejan”, cuenta José Antonio. Un punto a favor de estos desarrollos, que “acercan la experiencia digital a la vida real: todo ello desde un móvil, tablet u ordenador, que lo hace más fácil todavía”.

A través de ese camino, el propio José Antonio asegura que el engagement es tan potente porque “engancha a los visitantes y motiva la participación por voz en tiempo real”. A ello también contribuye el “gran realismo de la experiencia, creando escenarios y avatares de alta definición y personalizables”.

De fácil uso, ya que “no necesitas gafas 3D, ni complicaciones, sólo un smartphone o una tablet”, permite al cliente sólo “instalar y usar”, que además se retroalimenta con los aforos y salas ilimitadas, algo especialmente práctico cuando se trata de dar cobertura  en charlas y conferencias. Aunque es aplicable a muchos escenarios más: conciertos, congresos, concursos, pruebas, networking… “Es 100% dinámico y permite romper con la rutina de cualquier evento online”, explica José Antonio.

La gamificación como valor añadido y la evolución como signo

La proliferación de la tecnología portátil, la extensión de redes wifi o la inminente presencia del 5G han dinamizado el tejido empresarial, incluyendo la gamificación dentro de las oficinas. “Proponemos que vean el uso de avatares y espacios 3D como una plataforma más de su día a día”, cuenta José Antonio. Un cambio de perspectiva que tiene en la gamificación una serie de ventajas como “fomentar la participación de los empleados” que además agiliza los procesos internos, como “las reuniones, los eventos con clientes o las demostraciones de producto”.

“Permiten vivir toda la experiencia que un evento permite sin la necesidad de invertir en desplazamiento, dietas u hospedajes”

José Antonio Tejedor

Nuevos modelos para una nueva forma de comunicación en la que “el ecosistema tecnológico es cambiante y requiere de una tecnología que se acople fácilmente a las nuevas condiciones”. Ahí es donde entran las posibilidades que los eventos virtuales en 3D abren ante el cliente: “permiten vivir toda la experiencia que un evento permite sin la necesidad de invertir en desplazamiento, dietas u hospedajes”. Un camino que además de ecológico y rentable, permite a los trabajadores un mayor grado de implicación y de funcionalidad, llevando a cabo tareas de networking, formación o comunicación que de otro modo podrían ser más tediosas.

El ‘efecto WOW’ y las ferias digitales

La capacidad de personalización para el cliente final y la buena acogida de estas propuestas forma parte de esos reclamos, en las que el propio cliente cobra mucha relevancia. Por ello, es importante que “venga con una idea en la cabeza y nosotros le ayudamos, con nuestros partners, para darle forma y adaptar esa idea a los recursos de la plataforma”.

Una vez desarrollado el proyecto es cuando aparece el efecto wow, que sorprende al propio cliente por su realismo. “El feedback inicial es muy positivo, ya que la tecnología es muy visual. Para nosotros es crucial que el uso del 3D obedezca a razones de valor añadido y no una commodity”, matiza.

“El progreso no se entiende sin adaptación al mundo digital” pero que “no nos aleje de la parte más humana de la sociedad, que es la propia comunicación”

José Antonio Tejedor

Así se llega a las ‘ferias digitales’ o a aprovechar el propio feedback de los usuarios para seguir mejorando, algo que se manifiesta en convertir estos eventos digitales en “experiencias sociales pero sin la necesidad de moverte de casa o la oficina”. Un nuevo paradigma de reunión más sostenible y económico, que “permite a los avatares interactúen y comuniquen entre sí, sintiendo que el usuario está realmente en el evento”. Una disrupción donde la proliferación social de tablets o smartphones supone un avance en el que “el progreso no se entiende sin adaptación al mundo digital” pero que “no nos aleje de la parte más humana de la sociedad, que es la propia comunicación”. Razones por las que en Virtway el fomento de la voz y de la interacción personal permite “no perder el tono del emisor y por tanto, su cercanía”.

×

Newsletter

He leído y acepto la Política de privacidad y el Aviso Legal.

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para realizar el análisis de uso con el objetivo de mejorar su visita. Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso. Puede obtener más información en el Aviso Legal.