Este 2021 el gobierno español anunciaba un bono de cultura para los jóvenes que en 2022 cumplan 18 años. Un bono de 400 €, donde 300 euros se podrán gastar en cultura tradicional, como festivales, cine, suscripciones a revistas… Pero nos alegra destacar que un cuarto de este bono se podrá ser gastado en contenidos digitales culturales. Y en estos contenidos digitales están incluidos los videojuegos. 

Los videojuegos están presentes en nuestra sociedad y es un sector que no para de crecer, tanto en aficionados como desde el punto de vista económico. Los datos anuales de AEVI evidencian este auge de los videojuegos en España. 

Los videojuegos están considerados como cultura debido a que reflejan la sociedad, ¿pero como vemos la cultura reflejada en los videojuegos? 

Hay videojuegos que se inspiran en la cultura para sus narrativas u otros que tienen como objetivo dar a conocer la cultura a través de sus historias. 

Recientemente, el museo del prado ha creado una isla en Animal Crossing: New Horizons! Un juego con itinerarios que permite a los usuarios ver el museo y disfrutar la experiencia desde cualquier sitio a través de una versión digital e interactiva

La anfitriona, que acompaña a los visitantes por distintos itinerarios, también está inspirada en un personaje cultural: la pintora de principios del siglo XVII, Clara Peeters. Este videojuego también traslada a los jugadores fuera del Museo: nos permite visitar la "Quinta del Sordo", la casa en la que Francisco Goya realizó parte de sus obras.

 

 

Otro ejemplo de videojuego que refleja y traslada la cultura española a las pantallas es “Puerto Viejo”, de Bocata Games.

Bocata Games es un proyecto que nace en plena pandemia y su primer videojuego lanzado ha sido “Puerto Viejo”. La empresa quiere generar videojuegos para todos los públicos y que lo puedan disfrutar tanto niños como adultos. El objetivo es representar a personajes de todo tipo y asegurar que se manda un mensaje positivo con las historias creadas.

 

 

“Puerto Viejo” es un juego para jugar en todas situaciones y espacios. Un juego fácil y dividido en mini capítulos, con una historia ligera y amena para el público general. Una historia original, inspirada en la Edad de Oro de la literatura española, narrada a través de diálogos que se desbloquean según el jugador va completando varios mini juegos únicos.

El protagonista de Puerto viejo, Miguel, está inspirado en el Lazarillo de Tormes. Pero hay más personajes inspirados en Lope de Vega, El Quijote o Ana de la Regenta.

 

 

Según Sara Calzada, la directora de Bocata Games, los videojuegos son cultura. Un medio que evoluciona a gran velocidad, que enseña y entretiene. Hay de todo tipo, como las películas o los libros. Opina que “muchas organizaciones culturales se tienen que poner las pilas con la tecnología. Hay muchos estereotipos extendidos y ganas de demonizar. Y la desconexión entre generaciones es evidente.”

Sara opina que los videojuegos son atractivos y hacen que el contenido sea memorable y placentero, y ve una oportunidad muy buena para ser usados más en las aulas. Aunque los videojuegos también pueden simplemente entretener o despertar interés en una materia que haga al jugador investigarla después por otros medios.

 

Los videojuegos son una herramienta presente en la actualidad de los pequeños y jóvenes, pero también es una forma de conectar con todas las edades. Un formato que permite narrar historias de una manera dinámica y diferente.

Hemos visto cómo los videojuegos se aplican en las aulas y en empresas. Y también se pueden aplicar para dar a conocer la cultura de un modo muy interesante. No te pierdas nuestro último video podcast sobre los videojuegos en museos y centros artísticos españoles, como el Museo Thyssen-Bornemisza, el Museo Nacional El Prado y en el Ballet Nacional.

 

SUBIR