Los videojuegos forman parte de una nueva cultura digital que no para de crecer. Los videojuegos mezclan programación y creación cultural, siendo una de las principales bases de esta nueva cultura digital. Se trata de una industria que trasciende lo puramente técnico.

Es que tanto la asistencia al cine como la afición por la música o la literatura son mucho más frecuentes entre usuarios de videojuegos, aunando todas estas aficiones en un mismo paquete cultural. Esta tendencia no ha hecho más que crecer durante los últimos años. Por ese mismo motivo no se puede obviar que los videojuegos son una industria cultural, con un peso cada vez mayor en el sector. Los videojuegos suponen una referencia clave de interacción cultural para millones de personas, especialmente para jóvenes y adolescentes.

 

SUBIR