En 2007 se publicó una obra que iba a ser clave para muchos profesores videojugadores: What Video Games Have to Teach Us About Learning and Literacy? Este libro, del profesor James Paul Gee, marcó en cierto modo el inicio del Aprendizaje Basado en Videojuegos. Los videojuegos pueden enseñar muchas cosas, cierto, pero la cuestión es qué puede enseñarnos cada videojuego, y si lo que nos enseña puede tener una rentabilidad o eficacia en términos de tiempo.

Es un hecho ya aceptado que el videojuego como elemento de ocio cultural está plenamente asentado en nuestra sociedad, además con una difusión global. Las posibilidades de transmisión cultural son factores dignos de tener en cuenta en el momento de abordar el establecimiento de conceptos, ideas e iconos por parte de las nuevas generaciones, ya identificadas como nativos digitales.

SUBIR