A pesar de que la que piratería de videojuegos se ha reducido considerablemente durante los últimos años, actualmente continúa siendo uno de los mayores problemas de la industria. Según el estudio Observatorio 2022 de piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales, la piratería de videojuegos supuso una pérdida del 20% de ingresos para la industria española.

 

Los jugadores que acceden a contenido de forma ilegal a menudo no son conscientes de los riesgos asociados a este hecho , tanto a nivel individual como colectivo. A continuación seguiremos repasando algunos datos interesantes del estudio, el cual fue realizado a la par que repasando algunas de las consecuencias generadas por la piratería.

 

Este estudio fue realizado por La Coalición de creadores e industria de contenidos y contó con la colaboración de 3.506 internautas de 11 a 74 años residentes en España.

 

piratería videojuegos

¿Por qué se siguen pirateando videojuegos?

 

Además de la vía tradicional en formato físico, las posibilidades que ofrecen las plataformas de videojuegos digitales ofrecen más contenidos que nunca. Si a ello unimos la posibilidad de jugar a grandes juegos de manera gratuita o por muy poco dinero, así como las suscripciones de pago mensual que permiten acceder a grandes bibliotecas de juegos de todo tipo, se hace cada vez más difícil entender por qué se siguen pirateando videojuegos.

 

Esta misma pregunta es la que se hizo a los participantes del estudio Observatorio 2022. Entre  los motivos más habituales destacamos:

 

· El 63 % de las personas que acceden a contenidos de forma ilícita lo hacen para evitar pagar por un contenido que luego posiblemente no le guste.

· El 57 % de los usuarios que descargan contenidos ilegales considera que los originales son muy caros, y que si fueran más baratos, los pagaría.

· Los jóvenes de entre 11 y 24 años son los que descargan contenido ilícito principalmente por motivos económicos.

· Un 53 % de los usuarios que descargan contenidos dicen no saber distinguir entre las plataformas que son legales de las que no lo son.

· El 50 % opina que como ya está pagando por su conexión a Internet, no debería pagar por los contenidos adicionales que consuma desde su propia red.

· Además, un 36 % de los usuarios descarga contenidos porque cree que no hay consecuencias legales para las personas que piratean, y el 34 % porque cree que a la industria de videojuegos no le supone ningún tipo de pérdida.

 

En definitiva, y según este estudio, los usuarios que consumen contenidos de forma ilegal lo siguen haciendo por tres motivos: económicos, por no saber diferenciar las plataformas legales de las ilegales y por desconocimiento de las consecuencias económicas y jurídicas que pueden tener este tipo de actos.

 

 

¿Cómo y cuántos contenidos se descargan anualmente?

 

El 60 % de los usuarios que descargan videojuegos de forma ilícita lo hace a través de buscadores como Google o Bing, que a pesar de que han ido mejorando en este aspecto, siguen ofreciendo resultados que permiten descargar juegos ilegalmente. Por otro lado, el 28 % lo hace a través de sistemas de descarga directa, el 27 % a través de Telegram (un canal en tendencia), el 23 % los consume vía streaming y el 22 % a través de aplicaciones para smartphones y tablets.

 

A pesar de que el consumo de videojuegos piratas ha descendido en el último año, y que además el consumo legal aumentó ligeramente, se descargaron 325 millones de videojuegos piratas el año pasado, lo cual tendría un valor de 8.873 millones de euros para la industria.

 

Así, el efecto de lucro cesante de la industria de videojuegos en España supuso en 2022 un prejuicio de 159 millones de euros, lo que supondría 1,1 veces su valor actual.Descargar videojuegos sí que tiene consecuencias, y aunque muchos usuarios no se paran a pensarlo o no tienen la información necesaria, las compañías y los desarrolladores las sufren igualmente.

 

 

¿Qué repercusiones tiene la piratería de videojuegos?

 

Durante muchas décadas, la piratería ha provocado daños evidentes a la industria de los videojuegos. Muchos estudios de desarrollo, sobre todo los más pequeños, tuvieron que cerrar a consecuencia de las descargas ilegales

 

Piratear videojuegos también tiene un efecto directo sobre la cantidad de empleos que se generan y pierden en la industria de los videojuegos. Según el estudio Observatorio 2022, en un escenario sin accesos ilegales a cualquier tipo de contenido (libros, películas, deporte, etc.) se podrían haber creado 85.358 puestos de trabajo directos e indirectos. Por otro lado, los usuarios también se ponen en riesgo cuando descargan juegos por plataformas ilícitas. En ocasiones, estas solicitan datos personales que pueden utilizarse para fines fraudulentos o para venderlos a terceros sin consentimiento.

 

Emplear una tarjeta de crédito para comprar videojuegos baratos en plataformas no oficiales también supone un gran riesgo, ya que estos sitios web pueden usar los datos bancarios ilícitamente. Por otro lado, no son pocos los casos de juegos piratas que albergan softwares maliciosos que pueden dañar los dispositivos o robar información sensible.

 

 

En resumen, y como has podido observar a lo largo del artículo, la piratería de videojuegos sigue siendo un problema que afecta seriamente a la industria y a los consumidores. El desconocimiento y la falta de conciencia sobre las consecuencias de este acto son los principales factores que perpetúan esta problemática.

 

 

piratería videojuegos
SUBIR