Animal Hero: un videojuego terapéutico para niños con Síndrome de Down

Jugar y aprender son dos de los verbos a los que todo niño tiene derecho, según la Convención de Derechos de la Infancia, y son la prueba de que divertirse mientras uno amplía sus conocimientos no tiene por qué ser una antítesis. Así lo demuestra una experiencia pionera, formada por el equipo de Grow in Games Studio, que está detrás del proyecto Animal Hero, un videojuego terapéutico con componentes transmedia orientado a favorecer la estimulación cognitiva de los niños con Síndrome de Down. Una aventura que comenzó en 2014 en la asignatura de Diseño interactivo, liderada por el profesor Òscar Garcia Panella.

Aprendizaje basado en juegos

Aprender jugando, una vez más, sirve para poner una pequeña piedra en este largo camino en el cual la enseñanza va de la mano con las nuevas tecnologías, trasladándose en esta ocasión a paliar una necesidad educativa importante, como nos cuenta Sílvia Quera, Project manager de Animal Hero:“Aunque los niños con Síndrome de Down tienen un aprendizaje más lento en algunas fases de la infancia, la secuencia de adquisición, en líneas generales, es similar a la de otros niños. Suelen tener un buen desarrollo de la percepción y la memoria visual y a través de la repetición se puede reforzar y consolidar el aprendizaje”, asegura.

Razón por la que se pusieron manos a la obra desde Animal Hero para buscar una forma de mejorar el aprendizaje de una forma amena, parte fundamental para aumentar esa capacidad de concentración. “Por ejemplo, para compensar las dificultades de habla y lenguaje ofrecemos toda la información de forma visual, auditiva y escrita, para que el niño tenga el soporte que necesita”, nos cuenta.

Pequeños pasos que también facilitan la generalización y el razonamiento. “En un ejercicio del juego, el niño primero coge una botella de plástico, luego una cantimplora, luego una botella de cristal… Todo ello con el fin de que no sólo memoricen los objetos, sino que también lo asimilen a otros conceptos como el de hidratación y sepan relacionarlo con diferentes formas”, remarca.

Axel y Hero, protagonistas de esta singular aventura transmedia.

Una tarea en la que desde Grow in Games no están solos, ya que tienen también la ayuda de las Fundación Astrid21, una asociación de Síndrome de Down que les ayuda a validar los niveles del juego y de la que obtienen parte del feedback del proyecto, que de momento sólo está presente en dos formatos, el de cuento físico y cuento digital, aunque ya se está trabajando en una demo para que se pueda jugar en tablets.

“El videojuego aún está en fase de desarrollo, por lo que no hemos podido evaluar el feedback por parte de los niños. Pronto empezaremos a hacer ‘testings’ con niños y niñas con Síndrome de Down para empezar a hacer pruebas de eficacia y jugabilidad”, responde con optimismo Sílvia. Todo ello formaría parte del siguiente paso dentro de Animal Hero, una aventura gráfica en la que tenemos que manejar a Hero, un niño que tiene que recuperar  a Axel, su perro perdido, y donde contará con ayudas como las de su vecina Astra o el simpático búho Bubo.

Beneficios de los “Serious Games”

Una dinámica entretenida en la que confluyen la diversión con el carácter educativo y que tiene mucha importancia en el desarrollo de los menores con Síndrome de Down. “Para que tengan una vida plena y llena de posibilidades es importante brindarles atención temprano y estimulación en sus primeros años. De esta forma, pueden desarrollar al máximo las capacidades del niño y lograr una mejor adaptación posible a su entorno”, aclara Sílvia, Project manager de Animal Hero.

“Son juegos que tienen un objetivo más allá de entretener, pero siempre teniendo en cuenta que siguen siendo un juego, y que por lo tanto tienen que ser igual de divertidos”

Sílvia Quera, Project manager de Animal Hero

Aprender jugando beneficia a los niños, independientemente de que pudieran tener Síndrome de Down o no, asimilando contenidos más rápidamente y fácilmente que los adultos. “Además, los niños son mucho más receptivos a cualquier aprendizaje”, remarca Sílvia. Todo ello sin olvidar que los Serious Games nunca deben dejar de ser ni ‘serious’ ni ‘games’. “Son juegos que tienen un objetivo más allá de entretener, pero siempre teniendo en cuenta que siguen siendo un juego, y que por lo tanto tiene que ser igual de divertido”.

Todo ello encuentra además un marco estupendo dentro del mundo del videojuego, que tiene la ventaja de mantener más la atención de los niños. “Mediante un videojuego conseguimos que los niños quieran jugar, y por lo tanto estén mucho más predispuestos al estímulo cognitivo”, nos cuenta Sílvia. Además tampoco es casualidad que buena parte de los personajes de Animal Hero sean animales, lo que permite aumentar la empatía de los niños hacia ellos y alimente más su curiosidad por el juego.

En ese mismo desarrollo y apoyándose sobre diferentes plataformas es donde está también parte del éxito de esta nueva manera de educar a través de la diversión. Como nos indica Sílvia, el resultado de contar la historia en distintas plataformas es crear un mundo expansible pero no limitado, donde se creen contenidos nuevos sin modificar la historia principal. El resultado pronto lo descubriremos a través de las demos que Animal Hero desvelará en la AppStore y en Google Play, que tendrá tres niveles distintos de juego y con la que se piensa hacer crowdfunding para financiar el resto del juego y ahí estaremos para contártelo.

×

Newsletter

He leído y acepto la Política de privacidad y el Aviso Legal.

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para realizar el análisis de uso con el objetivo de mejorar su visita. Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso. Puede obtener más información en el Aviso Legal.